Enriquece el pienso de tu Perro

A menudo, por circunstancias de la vida o por x, no tenemos más remedio que dar pienso a nuestros perros o gatos.

Si bien en Amikoo abogamos por un tipo de alimentación más biológicamente adecuada para nuestros animales, no somos tan radicales como para demonizar a los piensos, ya que a veces, no queda otra que recurrir a ellos aunque sea por un breve tiempo.

El pienso es cómodo a la hora de organizar las comidas cuando tenemos poco tiempo, no hay nada más fácil que abrir el paquete y ponerles su ración.

No necesita mucho espacio y además se conserva durante grandes temporadas sin que se corroa o se estropee.

También es fácil de encontrar en la mayor parte de tiendas y supermercados.

Por ello, es normal que recurramos a ellos, nuestro loco ritmo de vida hace que lo consideremos como una buena opción, aunque si miramos a nivel nutritivo, ni el mejor de los piensos llega a cubrir la humedad ni los nutrientes necesarios que los organismos de perros y gatos necesitan en su alimentación.

Por ello, tanto estés dando pienso por un momento puntual o lo des de manera habitual, en este post encontrarás trucos para hacer el pienso más apetitoso, y sobre todo, más saludable y nutritivo.

Caldos para enriquecer el pienso del perro

En la actualidad, es fácil encontrar botes de caldo ya preparado en las tiendas de productos para animales de compañía. Nada más fácil que abrir el bote y echar un buen chorro al pienso.

Si además lo calientas un poquito, harás que los aromas del pienso y las croquetas se ablanden un poco, consiguiendo que hasta el más tiquismiquis no pueda resistirse a lo que hay en su cuenco.

Si por un casual no encuentras o prefieres hacérselo tú, aprovecha cada vez que cuezas verduras o si por un casual cueces pollo para hacerte unos ricos tacos. Todos los caldos resultantes de nuestras cocciones (salvo de pasta y cereales) son una buena opción para añadir a sus platos, siempre que no le hayamos echado ni sal ni otro tipo de especies u saborizantes que quizá no sean convenientes para perros o gatos.

Añadiendo caldo, añadiremos un extra de humedad al alimento. El sistema digestivo del animal no tendrá que esforzarse tanto al hacer la digestión, y además, ayudaremos a la correcta hidratación del organismo. Algo de suma importancia, sobre todo en gatos.

Añade Omega 3

Como ya os hablé en el Post del Omega 3, este aceite graso  esencial es un elemento que no debe de faltar nunca en la alimentación de nuestros perros y gatos, tanto coman Dieta Natural como si comen pienso.

El Omega 3 lo podemos encontrar en el aceite de bacalao, el aceite de atún, el aceite de salmón y en otro tipo de aceites de origen marino. Estos en muchas ocasiones lo tenemos disponible en botellas, por lo que es muy fácil bañar el pienso con la toma de Omega 3 que necesita nuestro animal al día.

El pienso será mucho más apetecible, tanto a nivel olfato como de sabor.

 

 

Añade huevo al pienso de tu perro

El huevo es uno de los alimentos más completos que podemos encontrar. Contiene proteínas de elevada calidad y muy biodisponibles. Aporta vitaminas y minerales, y además les encanta.

Aunque la mejor manera con la que se aprovechan sus propiedades es “pasado por agua”, si nuestros perros o gatos no están acostumbrados lo ideal es darlo cocido.

Empezaremos a introducirlo poco a poco, podemos desmigar un poquito y ver qué tal lo toleran e ir añadiendo más cantidad, para no tener problemas digestivos.

Podremos dar 1 ó 2 huevos a la semana según el peso del animal.

Enriquecer y hacer más nutritivo el pienso de nuestros animales es bastante sencillo ¿verdad?

Conéctate con nosotros

Invalid Email
Please check the captcha to verify you are not a robot.
Ir arriba